jueves, 3 de diciembre de 2009

Diciembre ¿el fin o el comienzo?

Estamos transitando el mes de Diciembre, el último del año. Para muchos de nosotros el fin de un ciclo de trabajo, de estudio o simplemente de preocupaciones que tendrían -en el mejor de los casos- ser superadas por las ansiadas vacaciones.

Diciembre, deviene del latín que significa "diez" y de esa manera, ese mes recibió su nombre, el décimo del calendario juliano (Del emperador Julio César). La idea de que un nuevo año comenzara precisamente al final de este mes, provino del Senado Romano que utilizaba esa fecha -1 de año nuevo- como comienzo de un nuevo año oficial.

Así es que el fin de Diciembre y el principio de Enero o Jano (Puerta que abre a un nuevo año) quedó impuesto en un punto arbitrario de la órbita terrestre. Es decir que ningún astro determinó el fin o el comienzo de un nuevo año.

Fuero seres humanos como nosotros, los que buscaron en el calendario, el descanso o la renovación de las ganas por iniciar otra etapa.

Luego el cristianismo, unió las festividades del dios sol, de las creencias paganas con el nacimiento de Jesús.
Así surge la Navidad el 25 de Diciembre, fecha que luego la Iglesia y el Imperio Romano Cristianizado, toma como el nacimiento de Jesús, aunque los estudios sobre los calendarios antiguos permiten observar que el mismo habría ocurrido aproximad amente a mediados de Septiembre o principios de Octubre.

Diciembre parece ser la despedida de una jornada de doce largos meses: de un calendario impuesto por el Imperio Romano, con nombres que van desde el de los Emperadores (Octavio-Octubre, Augusto-Agosto, Julio César-Julio) hasta el orden en que se hallaban ubicados, (Septiembre -Séptimo) o el de Dioses Paganos, Marzo -Marte por ejemplo.

Y así transcurren nuestras vidas, de la mano de un significado que a veces ignoramos o de un simbolismo que pasamos por alto.
Como sale el sol, transcurren los días, uno tras otro, despidiendo a unos y recibiendo a otros.

Así es también la misma naturaleza humana.

Gracias, hasta pronto.

No hay comentarios.: