jueves, 26 de mayo de 2011

1º de Mayo: DIA DEL TRABAJADOR


1º de Mayo – Día del Trabajador
Por Ricardo Darío Primo
ricardodarioprimo@hotmail.com

A partir de la Revolución Industrial a mediados del siglo XVIII y especialmente con el surgimiento de la máquina de vapor que impulsó una energía generadora de movimientos, se inició en la historia de la humanidad una expansión sin precedentes. El trabajo hasta entonces era prácticamente artesanal y establecía especiales relaciones de producción,entre quienes aportaban las materias primas y otros que empleaban sus habilidades para transformarlas en elementos de uso diario.
El surgimiento de establecimientos fabriles que ahora ya no dependían de riachos o cursos de aguas o molinos de vientos para su mecanización, se constituyeron en recintos dónde los antiguos artesanos pasaron a convertirse en obreros que recibían a cambio de su trabajo un determinado salario.Centralizadas las labores de producción en ese lugar, el trabajo también comenzó a dividirse según las habilidades, especialidades o aptitudes de los convocados para la tarea.
La industria textil fue la primera en desarrollarse con esas características. Unos limpiaban la lana, otros la hilaban y otros tejían.
Las condiciones de trabajo eran paupérrimas. Se trabajaban hasta doce o más horas. Se empleaban a mujeres y niños con un menor salario o jornal. No existían reglamentación alguna que regulara esas actividades que ahora producían un excedente para que el capitalista, dueño de las maquinarias se enriqueciera a expensas de ese trabajo mal pago e insalubre.
El siglo XIX fue testigo de la aparición de las primeras protestas que se convertirían en jornadas de luchas realizadas por esos trabajadores muchos unidos solamente por su reclamo sectorial.
Existían países que se especializaban en la exportación de materias primas (Argentina) para los países productores de manufacturas industriales. Con el tiempo los términos de intercambios fueron sumamente desfavorables para los primeros. En los Estados Unidos, en 1884 una organización de trabajadores celebrando su reunión en la ciudad de Chicago, dio instrucciones a sus participantes para que a partir del 1º de Mayo de 1886 hicieran respetar a sus patronales, una jornada laboral de 8 horas diarias y en caso contrario irían a la huelga.
El presidente de ese país Andrew Jonson (1808-1875) promulgó una ley a favor de ese reclamo. Sin embargo, los fuertes intereses económicos de un sector industrial poderoso, desoyó e ignoró esa ley.
Al producirse una huelga y movilización en la misma ciudad, se produjo una brutal represión policial donde estalla una bomba que ocasiona la muerte de varios policías. A raíz de eso fueron encarcelados algunos dirigentes obreros y otros que no tenían nada que ver con ese hecho. Algunos fueron condenados a muerte, ejecución que se llevó a cabo en la horca y otros sufrieron cárcel por varios años.
La lucha se extendió a diversos lugares del mundo y en 1889 en Paris al conformarse la Segunda Internacional de los Trabajadores se adoptó una resolución por la cual todas las organizaciones obreras solicitaran el 1 de Mayo a sus gobiernos, reducir la jornada laboral a 8 horas.
En nuestro país, durante la celebración del 1º de Mayo de 1890 se conformó la primera Federación Obrera. Los sectores terratenientes con fuerte vínculos con los capitales ingleses invertidos en algunas ramas de la producción comenzaron a ver con desagrado tal movimiento. Los socialistas veían en esta jornada como un hecho festivo y reivindicativo de su labor. Los anarquistas por su parte lo consideraban como de luto por los trabajadores muertos en la lucha contra la explotación capitalista.
Con el Radicalismo y durante la presidencia de Don Hipólito Irigoyen se sancionan las primeras medidas a favor del movimiento obrero (descanso dominical, regulación del trabajo a domicilio de las mujeres, conciliación y arbitrajes en los conflictos obreros). Don Hipólito instituyó por decreto del 28 de Abril de 1930 el 1º de Mayo como día de fiesta en todo el territorio argentino.
Durante las presidencias de Perón, el movimiento obrero vio concretadas numerosas reivindicaciones y los trabajadores tomaron un lugar y espacio público como nunca se había visto. Se consideró desde entonces a esta fecha como algo lleno de alegría y no de luto o dolor.
El paso del tiempo hizo mella en numerosas conquistas obreras y durante los 90’ es cuando el movimiento obrero sufre las mayores pérdidas de sus logros.
En esa lucha continua por sus derechos laborales, esta fecha se instituye como un símbolo constante de compromiso con las mejoras salariales, de condiciones de trabajo y de reconocimiento en quienes mediante su fuerza de trabajo o capacidades profesionales construyen diariamente la nación.
º

No hay comentarios.: