martes, 17 de diciembre de 2013

Palabras fáciles- Monólogo del 17 de Diciembre del 2013.

Los argentinos nos caracterizamos por tener palabras fáciles. Hablamos de todo, aún de lo que no sabemos. No tenemos verguenza en opinar acerca de cualquier asunto, asi sea de medicina, física, cosmografía, historia o de lo que se nos ocurra. Claro está que por ahí nos encontramos con alguien que nos coloca en su lugar, tanto por su sapienza como por su autoridad intelectual y moral. Enseguida como audefensa, apelamos a la libertad de expresión, en este caso "cortada" por quien nos ubica en la góndola. Y así trasncurre nuestras vidas. Pero lo que considero más grave aún, es cuando esta práctica se traslada a los medios de difusión. Cualquiera dice cuaqluier cosa. Parecería que el medio o el micrófono habilitara legal e intelectualmente a decir y sostener cualquier barbaridad en su más amplia gama. Y aparecen los adalides que -precisamente en nombre de la tan trillada libertad de expresión- dicen lo que se les canta, y su voz se multiplica en el eter o en la imagen de miles y miles de hogares, donde ingresa impunemente sin ser analizada -porque nadie cree que el que habla dice estupideces ya que una radio o una tv jerarquiza el discurso-entonces, esa barbaridad se torna en verdad, en un alegato, en un discurso que forma opiniones, quizas tan distorsionadas como el mismo discurso que le dio origen. Es el "viva la pepa" de la comunicación. Y en una sociedad que atareada en sus propios problemas, hasta el más imbecil, en un medio de comunicación, se convierte en el más calificado para decir lo que se le viene a gana. Así estamos Argentina!!

No hay comentarios.: