viernes, 21 de agosto de 2009

Siempre es lindo recordar las buenas cosas

1951 – 22 de Agosto – 2009
"Cabildo Abierto del Justicialismo"
”No renuncio a mi puesto de lucha, renuncio a los honores” (María Eva Duarte de Perón)
Por Ricardo Darío Primo
ricardodarioprimo@hotmail.com


El 22 de Agosto se recuerda el llamado “Cabildo abierto del Justicialismo “ durante el cual más de un millón de personas le piden a Evita que se postule a la Vice Presidencia de la Nación.
Este pedido, contaba con el respaldo de la CGT.
Nueve días más tarde de aquellos momentos históricos ya que no se conoce en América Latina y en toda Europa, situaciones similares, Evita pronunció la célebre frase que encabeza este artículo “No renuncio a mi puesto de lucha, renuncio a los honores”.
La comunidad organizada se sentía protagonista de su propio destino. La Argentina se dirigía por su propia gente. Iba hacia dónde quería.
Hay autores que adjudican esta decisión a las presiones militares que no toleraban a su persona. Otros dicen que se debía a su estado de salud.
El avance popular encendió la luz de alarma de la oligarquía.
Un grupo de militares representantes de los más retrógrados sectores de la sociedad, con un soporte ideológico liberal y elitista, intentó el 28 de Septiembre un Golpe de Estado.
Al ser frustrado este intento, el Ministro de Guerra Lucero, pidió para ellos la pena de muerte. Al respecto Perón dijo:

“Nuestra Constitución prohibe la aplicación de la pena de muerte por cuestiones políticas y la Constitución es la base de todas las leyes. Erl Congreso la votó para atemorizar a esa gente, pero…¿iba yo a aplicar una cosa insconstitucional?. No. Yo los sometí a un consejo de guerra, que era lo legal. No podía colocar al gobierno fuera de la ley, fuera de la constitución. Para mí era muy fácil que fusilaran unoi, dos, mil, los que fuesen. Ordenar un fusilamiento es muy facil, Más difícil es no ordenarlo. De haberlo ordenado, tal vez las cosas hubieran tomado otro rumbo, pero yo hubiera violado la Constitución que había jurado. Hubiera sido un perjuro”.


Como podrá verse, estas palabras no provienen de Alberdi el padre de la Constitución ni siquiera de Urquiza venerados por los liberales. Vienen de un General de la Nación que obro distinto a quienes luego lo derrocarían en 1955 y que no dudaron en fusilar sin juicios previos.
El 6 de Noviembre, Evita fue operada y el 11 de ese mes, pudo votar desde su lugar de internación.
En aquellos memorables elecciones, Perón ganó con el 62,5% de los votos, algo que nunca fue superado hasta el día de hoy.
De las mujeres que votaron por primera vez en todo el país, el 63% lo hicieron por él.
De esa forma ingresaron al Congreso de la Nación, 23 Diputadas y 6 Senadores y a otras tantas mujeres en las legislaturas provinciales.
En Junio de 1952, María Eva Duarte de Perón, acompañó a su esposo en el automovil cuándo este se dirigía a asumir por 2da vez.
Esta memorable escena está inmortalizada en el film “Perón, sinfonía del sentimiento” que fue dirigida por Leonardo Favio.
Allí en ese automovil, puede verse también al nicoleño Román Alfredo Subiza acompañándolos.
En 1955, las diputadas elegidas por el voto popular llegaron a ser 37 y las senadoras 8.
La llama de la participación popular y la integración de la mujer a la vida política del país, no pudieron ser apagada desde entonces.
El ejemplo que dejó María Eva Duarte de Perón, es un legado que hay que rescatar y hacer conocer a las nuevas generaciones, porque demuestra su calidad espiritual y su grandeza interior.

San Nicolás.
20 de Agosto del 2009

No hay comentarios.: